Mané Castro Videla - Mujer Poeta y Artista Plástica Argentina - Española

lunes, 2 de abril de 2012

En el 30º aniversario, Londres confirma el envío a Malvinas de uno de sus más poderosos buques de guerra

LONDRES (EFE).- En medio del dolor por el 30º aniversario del inicio de la guerra de Malvinas y la creciente tensión diplomática, Gran Bretaña anunció que pasado mañana zarpará rumbo al Atlántico Sur uno de sus más sofisticados barcos de guerra.
Según confirmó a la agencia EFE un portavoz del Ministerio de Defensa británico, el HMS Dauntless (que en castellano significa intrépido), un destructor equipado con misiles antiaéreos, viajará para realizar "tareas rutinarias de patrulla".
El HMS Dauntless, cuyo envío a las islas había sido anunciado por Londres el pasado 31 de enero, es uno de los seis nuevos destructores tipo 45 con que cuenta la Royal Navy (marina británica) y está equipado con un avanzado sistema de navegación que hace difícil que pueda ser detectado por radar. Estos barcos llevan, además, misiles antiaéreos de alta tecnología Sea Viper y pueden transportar a unos 60 efectivos militares, además de contar con una cubierta para acomodar a helicópteros tipo Chinook.
El buque partirá este miércoles del puerto de Portsmouth, en el sur de Gran Bretaña, para cumplir una misión que se prolongará seis meses, en sustitución de otro buque británico, añadió el portavoz de Defensa, quien además detalló que pasará primero por Africa del Sur y, una vez en el Atlántico Sur, sustituirá al HMS Montrose, el barco que hacía tareas de vigilancia en aguas cercanas a las islas Malvinas.
Según información de la marina británica, es un buque Tipo 45, armado con misiles supersónicos Sea Viper (víbora del Mar), capaces de interceptar una pelota de golf viajando a tres veces más que la velocidad del sonido. Puede lanzar ocho misiles al mar o al aire capaces de destruir aviones o misiles en diez segundos.
 

El anuncio del envío de este buque de guerra fue el desencadenante de la denuncia que posteriormente lanzó la presidenta Cristina Kirchner, acusando ante la ONU a Gran Bretaña de militarizar las islas Malvinas.
"Están militarizando la zona del Atlántico Sur una vez más", afirmó la Presidenta en los primeros días de febrero. Allí, durante un acto en la Casa Rosada, puntualizó que se refería al envío de un sofisticado barco de guerra junto con la llegada a las islas del príncipe Guillermo, segundo en la línea sucesoria de la corona inglesa, de quien dijo que había viajado con el "uniforme del conquistador y no con la sabiduría de un estadista".
Por su parte, el Reino Unido ha insistido en que este despliegue no supone una militarización del Atlántico Sur, sino que forma parte de la continua presencia británica en la zona..