Mané Castro Videla - Mujer Poeta y Artista Plástica Argentina - Española

sábado, 5 de noviembre de 2011

El Objetivo

Mané  Felizzz en Artesa - a las afueras de Valencia-
 Spain-'Noviembre 2010
Graciasss mi querida Marujín !!!

La senda parece....larga.

Cuando has dejado de creer en tus pensamientos, actuas sin hacer nada puesto que no hay ninguna otra posibilidad.

Ves que todos los pensamientos que te convierten en "el hacedor" sencillamente no son verdad."
El camino directo puede parecer largo porque la mente te informa de cierta distancia y te hipnotiza con su evidencia.

Cuando crees en ese pensamiento, percibes el agobio que lo acompaña. La pesadez, el estrés.
Pero la Senda directa no es larga. De hecho, no existe distancia alguna.
A dónde vas, aparte de donde te encuentras en este instante?
Cómo puedes ir a otro lado?
La Senda directa significa comprender que el comienzo y el final de cada viaje son donde tu siempre estas.
No puedes tomar una decisión. Sólo puedes experimentar una historia acerca de cómo la tomaste.
Las decisiones se toman a sí mismas, son sucesos, llegan cuando el momento es propicio.
Me gusta preguntar, Estás respirándote a ti mismo? No?
Pues, quizá no estas pensando ni tampoco tomando decisiones. Quizá la realidad no se mueve hasta que se mueva, como una respiración, como el viento.
Y cuando te cuentas la historia de cómo tú lo estás haciendo, te alejas de la conciencia de que tu eres la naturaleza, fluyendo perfectamente.
Quién serías sin la historia de que tienes que tomar una decisión? Si tu integridad considera que debes tomar una decisión, tómala.
Y adivina que? Dentro de cinco minutos podrías cambiar de parecer y nuevamente decir que "tu" lo haces.
Me encanta como cambia la mente. La observo y me mantengo en este gozo. Me encanta el dulce movimiento y el sabor de la mente cambiando. Yo me muevo como ella se mueve, sin un átomo de resistencia. Se desplaza como el viento.

Yo digo sí, porque no hay razón alguna para decir que no, y también digo no muy fácilmente. "No" es tan fácil como "si".
Digo lo que sé que es verdad para mí.
A veces, eso confunde a la gente, lo malinterpretan y hacen con ello lo que necesitan.
Y yo comprendo claramente que un no es tan amoroso como un sí, porque siempre estoy diciendo sí a mi propia integridad.
Un no es un sí, cuando viene de la integridad.
(...) Todos somos niños, aún el más sabio entre nosotros.

Todos tenemos cinco años, apenas aprendiendo a desenvolvernos en esta cosa que se llama vida.
Cuando alguien me dice que soy sabia, me río del pensamiento de vivir de manera tan limitada.
La mente infinita siempre salta hacia delante y deja el mundo atrás en una nube de polvo. Siempre supera a su propio genio.
Es un crío y no tiene edad. Vive en lo desconocido, le sienta de maravilla lo desconocido. Ese es su alimento y su deleite. Ese es el lugar donde su poder creativo es libre.
(…) La vida fluye hacia mi interior. Cada paso es donde estoy, aunque parezca que me muevo.

Que maravilloso no necesitar al mundo, no ir en su busca, pero permitiéndole siempre que me encuentre y entre dentro de mí! Constato que hay espacio dentro de mí para todo, para todos, para cada situación, cada sabor de ser. Amo la apertura que soy.


Byron Katie