Mané Castro Videla - Mujer Poeta y Artista Plástica Argentina - Española

miércoles, 4 de septiembre de 2013

¡SHANÁ TOVÁ 5774!




 Rosh Hashaná ("cabeza de año") es el aniversario de la creación del hombre; y se denomina también Iom Hazikarón (Día del Recuerdo), porque es... el día en el que somos recordados a partir de las acciones que hicimos.
Nuestras conductas, nuestras formas de obrar no pasan indiferentes, sino que dejan huella.
Nuestras acciones quedan registradas y, por lo tanto, recordadas: por nosotros mismos, por nuestros pares y por algo trascendente, que llamamos D-s.
Es una metáfora conocida la de imaginar a D-s con un libro abierto, de hojas en blanco, en el que va inscribiendo o no, para este nuevo año, recordando todo lo que hicimos en el año que pasó.
El recuerdo también alude a construir y preservar la memoria colectiva. Recordar es, además, una responsabilidad de todos. Para ser responsable hay que recordar lo hecho.
En estos días hacemos Jeshvón Hanefesh —el balance del alma— clasificando los recuerdos en dos columnas: buenas y malas acciones.
Por eso, otro nombre de la festividad es Iom Hadín (Día del Juicio). Somos recordados y somos juzgados por algo que nos trasciende, que está por encima de nosotros.

Que en este Rosh Hashaná no vivamos la vida que nos vive, sino que seamos autores e intérpretes de la vida que queremos vivir
Es tiempo de cambio. Es tiempo de nacimiento. Es tiempo de inspiración. En la conciencia del amor trascendente tendremos la bendición y la posibilidad que inaugura este tiempo, ya que por amor vinimos al mundo y por ese mismo amor nos quedaremos en él aun cuando nos vayamos.

Le shaná tová tikatevu vetejatemu.
Que podamos ser inscriptos y renovados en este año para la vida.