Mané Castro Videla - Mujer Poeta y Artista Plástica Argentina - Española

martes, 27 de agosto de 2013

Estamos todos solos o no?! Mané



Las apariencias siempre engañan y como decían mis abuelas al calor de la hornalla encendida tarde o temprano la gente rompe el silencio y ese perfil culto y atildado -ficticio- estalla.
Crisis... cruces... creces... Aprendemos en la primera lección de aprendizaje para aprender y sin escalas, que la vida es eso y que los conocimientos se adquieren con el intelecto, los sentidos y el corazón.
Más allá de las intenciones y de lo que uno permita engañarse, muchos estamos empecinados y sostenemos que para ser sanos de mente y alma es imprescindible recuperar la memoria de donde venimos ya que es lo que nos da legitimidad de ser quien uno es en el hoy.
Uno de los items que conforman el paradigma de la formación del sujeto es el contorno social y partimos que la desigualdad social siempre deja sus marcas más profundas cualquiera sea la mirada, lo que no significa y lejos a mi entender es que está desigualdad  y des-hilvanando muy finito los hilos esto NO condiciona al sujeto a ser, a proyectar-se.
Somos  muchos los que estamos comprometidos ante todo con nosotros mismos y con el otro, que no es un extraño, son los seres que amamos y admiramos, son los seres que elegimos y nos eligen como compañeros y amigos de ruta en este aprendizaje de aprender a vivir.
En mi caso trabajo y lucho por un mismo lenguaje y sin banderillas políticas, sostener-se en salita de tres rosa no es tarea fácil  ya que no tod@s tenemos las mismas actividades ni los tiempos que contamos no son los mismos, conocer-se lleva su tiempo, comprometerse cuesta aún más. 
Preservarse en la esencia es todo un tema que siempre nos lleva a una verdadera batalla campal de comprensión donde la exigencia es no caer ni mucho menos aún en dejarse llevar por la emotividad en aquellas palabras pronunciadas  y actos que consideramos vacíos, sin sustento y fuera de contexto de aquellos seres que admiramos y elegimos en la más absoluta libertad en que sean parte de nuestra propia existencia.
Es saludable antes de tomar una resolución que luego nos podemos arrepentir, tomar un compás de espera ante el desvanecimiento de la esperanza, la desilusión. 
Ser uno mismo es sacar el máximo  provecho de lo que nos pasa, corriéndonos del lugar cómodo del yo soy desafiando los pensamientos que nos disparan y sin llegar a ceder cuando hay que enfrentarse a los nuevos desafíos o contratiempos, hay que aprender a ser capaz de aceptar el rechazo con elegancia.



@ Mané