Mané Castro Videla - Mujer Poeta y Artista Plástica Argentina - Española

sábado, 16 de junio de 2012

Amma - Mata Amritanandamayi Devi

Devoto : "A pesar de todos mis logros. Estoy plagado de sufrimiento y descontento. La vida ya no me párese interesante."
~ Amma responde : "No compartes ni tu afecto ni tus logros con tu familia y amigos. Es por esta razón que hoy estas parado sólo sin nadie para compartir tu felicidad. Tienes que ganarte por ti mismo un lugar en los corazones de tus familiares y amigos para lograr experimentar alegría y satisfacción. ¿Qué otra cosa es la vida sino relaciones? "


Mata Amritanandamayi Devi, nombre completo de Amma, es una "maestra realizada", el más alto grado de santidad en vida, porque como tal la han aceptado los otros "maestros realizados" de India, convencidos de que Amma ha experimentado la unión con la Divinidad.

Su misión consiste en transmitir un mensaje de amor universal a través de los abrazos. A su "ashram" (monasterio) de Amritapuri en el estado indio de Kerala, llegan hasta 25 mil peregrinos en un solo día y ella los abraza en sesiones (darshan) de más de diez horas. Darshan significa ver o experimentar la presencia de una persona santa. Amma viene a compartir su amor, con toda humildad y con gran ternura. Ella toma a cada uno individualmente en su regazo, al tiempo que recibimos las bendiciones de su abrazo divino.

A lo largo de 30 años de servicio infatigable, Amma ha aconsejado y consolado a personas de todas las procedencias geográficas, culturales y sociales. El contacto personal, el afecto, la compasión, la ternura y la profunda atención que manifiesta hacia todos, el carisma espiritual, la inocencia y la humildad le son naturales y únicos.


Siempre he querido saber cuál es la causa de la miseria, y pienso que si la pena y el dolor son una realidad, entonces tiene que haber un motivo y una solución. Me di cuenta de que mi misión en la vida es consolar, enjugar personalmente las lágrimas a través del amor desinteresado, de la compasión y el servicio.


Amma

Amma está aquí para restaurar nuestra perdida herencia espiritual, independientemente de la religión que profesemos o aunque carezcamos de ella. Todos los procedimientos que emplea son caminos para recordarnos la Divinidad y para embebernos de esa Presencia, la cual constituye también nuestra verdadera naturaleza. Amma suele decir: "Utilizadme como una escalera hacia vuestro propio Ser Divino".

Amma enseña a sus discípulos a amar a los demás, y que el verdadero servicio desinteresado debe constituir una parte fundamental de sus prácticas espirituales. Así, su enseñanza se traduce también en proyectos humanitarios que ayudan a los más desfavorecidos de la sociedad, y ha creado numerosas obras caritativas como hospitales, consultorios, cocinas abiertas, viviendas, pensiones para mujeres sin recursos, orfanatos, escuelas y centros de enseñanza superior en las que el objetivo es el desarrollo de la persona humana en todas sus dimensiones.

Biografía


El 27 de septiembre de 1953, en una villa de Kerala, al sur de la India, nació una niña de nombre Sudhamani. Ya durante su infancia, sus padres la encontraban a veces absorta en un estado de profunda meditación. La devoción hacia Dios formaba parte integral de su naturaleza. A los cinco años, ya componía pequeños cantos devocionales. Cuando Sudhamani tenía sólo nueve años, su madre cayó enferma y la responsabilidad de la casa recayó sobre ella. Tuvo que dejar la escuela a pesar de que era una estudiante brillante. Ella ofrecía a Dios cada minuto de sus largas jornadas de trabajo.

Aceptaba todos los obstáculos como un medio empleado por Dios para acercarla a Él. Por el mismo motivo aceptaba todos los malos tratos que le infringían los miembros de su familia, irritados por su comportamiento místico que no llegaban a comprender. Cuando terminaba su trabajo, se pasaba la noche meditando, cantando o rezando.

Su búsqueda de la Divinidad tenía un objetivo: consolar el sufrimiento y el dolor de todos los seres. Aunque ella no era más que una niña, Sudhamani hacía todo lo que podía por disminuir el sufrimiento de sus vecinos y suministrarles alimentos de su propia casa, a pesar de los castigos que recibía por estas acciones.

Fue a los 22 años cuando Amma (como se le denomina desde entonces) emprendió su misión y comenzó a difundir su mensaje espiritual. Innumerables personas se acercaron para recibir su bendición. Ella aceptó un grupo de jóvenes discípulos que empezó a formar según la tradición de los monjes de la India. Su casa natal se transformó entonces en un ashram (monasterio).

A partir de 1987, une a sus frecuentes desplazamientos por la India, giras por todo el mundo. Desde el principio, su humildad y su compasión, expresadas en silencio y con amor, impresionaron y conmovieron a los occidentales que se acercaban a ella. Durante el año pasado estuvo en Estados Unidos, Canadá, Alemania, Inglaterra, Finlandia, Suiza, Holanda, Francia, Italia, Irlanda y España. Actualmente su mensaje de amor y compasión, transmitido con gran sencillez y una profunda sabiduría, inspira a miles de personas, de todas las condiciones sociales. Amma visitará por primera vez América Latina, Chile y Brasil son los únicos países que tendrán el privilegio de recibirla.

En 1993, Amma fue designada como una de las tres representantes de la fe hinduista en el Parlamento de las Religiones del Mundo, celebrado en Chicago. En agosto de 2000 fue invitada por segunda vez a la ONU para participar en la Cumbre Mundial por la Paz. En octubre de 2002 la ONU le concedió el Premio a la No-violencia Gandhi King y en julio de 2004 clausuró con un importante discurso el Parlamento de las Religiones del Mundo celebrado en el Forum de Barcelona.

  
Nada somos si no nos relacionamos con el otro...
 el otro es necesario e imprescindible
en nuestra vida ya que siempre
 en todas sus respuestas dadas, no dadas e indiferencias
 nos dice que existimos!!!
Cuanta verdad dicha y llena de contenido
 siempre nos da la Grandeeeeee Amma .
 Bello Ser de Mujer de luz!!!!
Mané Castro Videla