Mané Castro Videla - Mujer Poeta y Artista Plástica Argentina - Española

domingo, 17 de noviembre de 2013

características del abusador

El abusador tiene la determinación de no admitir sus manipulaciones y su control. Si lo hiciera, tendría que enfrentarse cara a cara con sus propios sentimientos

Encantador
Inicialmente él le muestra a su mujer alabanza, adoración y atención. Su cortejo es dulce e intenso, lleno de frases como: “No puedo vivir sin ti”. Él rápidamente exige una relación exclusiva o un compromiso.

Celoso
Él ve otros hombres como amenazas para la relación, y la acusa de coquetear con todos: desde su hermano hasta el cartero. “Sé que lo estás mirando.” La ironía es que muchas veces él es quien está con otra mujer.

Manipulador
Este hombre es muy inteligente. Él conoce cómo detectar los puntos débiles de su mujer, y utiliza la vulnerabilidad y dolor de su pasado para darse ventaja. “Eras abusada de niña porque eres tan fea.”

Controlador
Él quiere saber a dónde va y con quién anda su pareja. Él puede revisar las millas que ha recorrido el automóvil o seguirla al supermercado. Él muchas veces se rehusará a permitirla volver al trabajo, porque cree que “conocerá a alguien más”.

Una víctima
Sus malas decisiones son culpa de otros. Cuando pierde su empleo, se mete en una pelea o un negocio se deshace, es siempre la culpa de la otra persona. Él “nunca” tiene la culpa. “Tú me hiciste pegarte.”

Egocéntrico
Todo el mundo se mueve a su alrededor. Como la “pequeña mujer que no da la talla”, es su trabajo satisfacer cada necesidad. Él es el jefe y, ella la esclava indigna. Para él es vigorizante saber que los demás cuidan su comportamiento a su alrededor.

Inconsistente
Cambios de humor son una característica común para un abusador. Un minuto parece estar contento y ser dulce, al otro está violento.

Crítico
Sin importar lo mucho que intente, usted no podrá satisfacer este tipo de hombre. Él no piensa en nada más que degradarla y agredirla verbalmente. “Eres estúpida, gorda y, una cualquiera desagradable. Nunca me podrás dejar. Ningún otro hombre te querría.”

Desconectada
Su meta principal es aislar a su víctima de la familia y amigos, para que quede dependiente de él. “Tu familia nos causa muchos problemas. No quiero que los veas más.”

Hipersensible
La más leve ofensa lo puede hacer reaccionar. Todos están “en su contra”.

Depravado y cruel
Una cantidad significativa de abusadores dañan niños y animales, al igual que a su pareja. Causarle dolor e intimidar a otros es lo que le da poder. “Te mataré antes de dejarte ir. Si yo no te tengo, nadie te tendrá.”

Arrepentido sin sinceridad
Él jurará que nunca “te golpeará otra vez”. Pero a menos de que reciba ayuda profesional y rinda cuentas, es muy improbable que cambie.